Bergamasco 1

Bergamasco

Bergamasco

El pelaje del Bergamasco es la característica que mas caracteriza a este perro. Es grasoso, largo, abundante y le cuelga en una maraña. La coloración del pelaje puede ser grisácea, negro, parda moteada o parda clara. Es un perro fuerte y grande  que  en la edad adulta  puede alcanzar  de 58 a 62 cm en el caso de los machos y de 54 a 58 cm en el de las hembras. Los machos pueden llegar a pesar de 32 a 38 kg y las hembras, de 26 a 32 kg.

Tamaño:

Grande

Aseo:

Diario

Pelo:

Rizado/lanudo

Alergias:

Ruidoso:

Comunicativo

Grupo:

Minister

Otras Mascotas:

Alto

Adecuado para estar solo:

Más de 3 horas

Muda:

Ninguno

Guardián:

Alto

Origen

Se cree que el Bergamasco, es una raza antigua de perro ovejero y guardián, su origen se basa en Persia hace miles de años, donde acompañaba a los granjeros nómadas, ayudandolos  a trasladar a los rebaños, en muchas ocasiones  en duras condiciones, además de protegerlos de los depredadores.

Algunos nómadas se establecieron en los Alpes italianos. A los  perros se les puso el nombre de la región donde fueron descubiertos: Bergamasco La raza casi desapareció con el descenso de la producción de lana en Italia durante la posguerra, pero fue recuperada por los  criadores especializados.

Personalidad

Sus raíces como guardián continúan presentes en al actualidad. Es precavido y alerta por naturaleza y mantiene su fuerte instinto de defender.

La Socializacion temprana junto con un manejo experimentado resultan esenciales, por lo que  no se recomienda para propietarios que nunca han tenido un perro. Le encanta entrenar y tiene un gran deseo de complacer.

Salud

Al parecer, es una raza muy sana, sin ningún problema específico reconocido.

Ejercicio

Requiere alrededor de una hora de ejercicio al día, aunque esta raza tan llena de energía tiene mucha resistencia y aceptará de buen grado más tiempo de ejercicio si puede ofrecérselo. Limpie  cualquier suciedad del pelaje cuando regresen a casa.

Nutrición

Los perros de razas grandes, además de tener un gran apetito, requieren un equilibrio de nutrientes diferente, incluyendo los minerales y las vitaminas, al de los perros de menor tamaño. Algunas razas grandes, como el Bergamasco, resultán propensas a sufrir la distensión del estómago y otros problemas estomacales; unas comidas más reducidas y frecuentes podrían minimizar el riesgo.

Aseo

Posee un pelaje muy particular que requiere distinta cantidad de cuidados durante las diferentes fases de su desarrollo. Al principio, el cachorro necesita un cepillado semanal. Pero desde los diez meses hasta los tres años, el pelaje del adulto empieza a sustituir el suave pelo del cachorro por lo que necesita de una atención diaria para evitar que se formen rastas.

A partir de los tres años, ya estarán formados todos esos mechones enmarañados y su pelaje necesitará poca atención, solo un par de cepillados al mes y un baño una o dos veces al año. Le llegará al suelo cuando el perro ronde los cinco años.

Optimized with PageSpeed Ninja