Boyero de Flandes

Boyero de Flandes

Boyero de Flandes

El Boyero de Flandes se reprodujo inicialmente para ser un perro de granja adaptable. Ayudó a los ganaderos en una gran cantidad de empresas, incluyendo hacinamiento de animales domésticos (especialmente ganado lechero), jalando camiones y vigilando. El dedicado y perspicaz Boyero de Flandes es todavía un sabueso perfecto para el rancho, al igual que una ayuda adecuada, una ayuda, un requisito legal y un sabueso.

Y teniendo en cuenta que también puede descubrirlo compitiendo en aquiescencia, preparación y preliminares abarrotados, reemplazarlo como amigo de la familia es el trabajo que parece adaptarse mejor a él.

Con su abrigo despeinado y su fabricación innovadora, el Boyero de Flandes personifica a un viajero duro lleno de calidad, continuidad y fuerza. Inicialmente reproducido para ser un sabueso dedicado al rancho, también es una mascota familiar extraordinaria que florece entre sus seres queridos. Si bien su apariencia es sorprendente, la intriga de este canino se encuentra regularmente en su naturaleza astuta y pacífica.

Como individuo del Herding Group, tiende a agrupar artículos en movimiento, incluidos jóvenes, personas en bicicleta y corredores. Normalmente está a la defensiva de su “grupo” y salvaguardará a su familia si surge la necesidad. No obstante, él no es contundente sin causa.

Intrépido y seguro con un carácter sólido, el Boyero de Flandes es un competidor característico en el exterior, pero también es alegre pasar tiempo contigo dentro. Si bien no tiene una vitalidad horriblemente alta, necesita un ejercicio entusiasta para mantenerse sólido. Puede vivir fácilmente en pequeños barrios, por ejemplo, una casa o condominio, sin embargo, es significativo que lo paseen o lo practiquen varias veces al día.

Al Boyero de Flandes le va bien con la preparación y, en general, se adapta rápidamente. En cualquier caso, dado que puede ser de carácter sólido y obstinado, no se lo prescriben para propietarios primerizos o titubeantes. Tampoco está prescrito para propietarios que no pueden soportar un accidente. Su abrigo peludo es un imán de barro y tierra, por lo que se inclina a seguir la tierra y la basura por toda la casa. Quizás lo más irritante es su pelo increíblemente odioso.

Para aquellos, sea como fuere, que comprenden su carácter sólido, sus extraordinarias necesidades de preparación, su gran tamaño y su naturaleza defensiva, el Boyero de Flandes puede ser una decisión increíble.

Caracteristicas

El Boyero de Flandes  no se prescribe para personas críticas que no pueden soportar un accidente. A pesar del hecho de que puede limpiarse con mucho esfuerzo real, su chaqueta en general recogerá tierra y basura, lo que se guardará en toda su casa.

Por supuesto, el Boyero de Flandes requiere una gran cantidad de preparación, que puede ser escalada en el tiempo o potencialmente costosa.

En vista de su carácter seguro de sí mismo, esta raza no se prescribe para los propietarios de sabuesos por primera vez.

El tamaño de Boyero de Flandes, el impulso de agrupación y el carácter sólido hacen que la cuerda se prepare profundamente.

El Boyero de Flandes es más alegre cuando está con su familia.

Historia

Como es de esperar, el Boyero de Flandes comienza en la localidad europea de Flandes, y el nombre implica “pastor de vacas” o “pastor de toros de Flandes”.

Un perro de granja adaptable, el Boyero de Flandes fue utilizado para aglomerar vacas, proteger al grupo, tirar de camiones y ayudar al ranchero y a su familia en una gran cantidad de empresas. El avance del trabajo de Boyero de Flandes parecía implicar sentido común. Su línea familiar precisa es oscura, sin embargo, podría caer en picado de los primeros perros pastor, el Griffon holandés y el Barbet.

El Boyero de Flandes se convirtió en un sabueso de ayuda durante las dos guerras mundiales, y también fue utilizado como una persona de recados, un guardia (particularmente por el ejército de los Estados Unidos) y un perro de persecución para encontrar municiones y minas.

El estándar principal para el Boyero de Flandes fue creado en 1912 por el vicepresidente del Club St. Hubert du Nord en Europa. El Bouvier fue a los Estados Unidos durante la década de 1920, y fue percibido por el American Kennel Club en 1929.

El legado de trabajo de la raza es excepcionalmente apreciado. En Bélgica, un Boyero de Flandes no puede ganar el título de campeón de adaptación, excepto si él también se ha confirmado como un perro de trabajo.

Talla

Los hombres permanecen alrededor de 26 pulgadas de alto y las mujeres permanecen alrededor de 25 pulgadas de alto. El peso fluctúa de 70 a 100 libras.

Personaje

El Boyero de Flandes es conocido por ser astuto, defensivo y de voluntad sólida. Como cualquiera podría esperar, a este perro de grupo le gusta armar y asegurar su carrera.

Está profundamente unido y entregado a su familia, y muy alegre cuando es parte de la actividad. Despegado solo por largos períodos de tiempo, parece agotarse, y recurrir a prácticas irritantes como ladrar, perseguir y morder, al igual que desanimado.

El Boyero de Flandes mantiene un labio superior firme, sin embargo, con respecto a indicar cariño por su familia. Probablemente no va a esperar la felicidad, al estilo Golden Retriever, cuando regreses, sin embargo, está obligado a mostrar discretamente su compromiso girando a tus pies.

El Boyero de Flandes tiene un carácter sólido: necesita un propietario que pueda mostrar compasión y mostrar iniciativa de manera confiable, en general, probablemente va a llenar el vacío. Esto no significa que deba adoptar una estrategia de entrenador militar, sin embargo, debe actuar como el pionero determinado y autorizar las reglas de manera confiable, aunque con ternura.

Al igual que cada perro, el Boyero de Flandes necesita una socialización temprana – introducción a una amplia gama de individuos, imágenes, sonidos y encuentros – cuando es joven. La socialización garantiza que tu pequeño perro Boyero de Flandes crezca para ser un canino equilibrado.

Seleccionarlo en una clase de jardín de infantes para perros pequeños es un comienzo increíble. Darle la bienvenida a los huéspedes de manera constante y llevarlo a parques ocupados, tiendas que permiten perros y paseos tranquilos para conocer a los vecinos también lo ayudará a limpiar sus aptitudes sociales.

Salud

Los Boyero de Flandes son generalmente saludables, pero como todas las razas, son propensos a ciertas condiciones de salud. No todos los Boyero de Flandes contraerán alguna o todas estas enfermedades, pero es importante tenerlas en cuenta si estás considerando esta raza.

  • Displasia de cadera: esta es una afección hereditaria en la que el hueso del muslo no se ajusta cómodamente en la articulación de la cadera. Algunos perros muestran dolor y cojera en una o ambas patas traseras, pero otros no muestran signos externos de incomodidad. (El examen de rayos X es la forma más segura de diagnosticar el problema). De cualquier manera, la artritis puede desarrollarse a medida que el perro envejece. Los perros con displasia de cadera no deben ser criados, por lo que si está comprando un cachorro, pídale al criador pruebas de que los padres han sido examinados para detectar displasia de cadera y no tienen problemas.
  • Displasia del codo: similar a la displasia de cadera, esta también es una enfermedad degenerativa. Se cree que es causada por un crecimiento y desarrollo anormales, lo que resulta en una articulación malformada y debilitada. La gravedad de la enfermedad varía: el perro podría desarrollar artritis, o podría volverse cojo. El tratamiento incluye cirugía, control de peso, control médico y medicamentos antiinflamatorios.
  • Cataratas: las cataratas causan opacidad en la lente del ojo, lo que resulta en una visión deficiente. Los ojos del perro tendrán una apariencia turbia. Las cataratas generalmente ocurren en la vejez y a veces se pueden extirpar quirúrgicamente para mejorar la visión.
  • Cáncer: los síntomas que pueden indicar cáncer canino incluyen hinchazón anormal de una llaga o protuberancia, llagas que no sanan, sangrado por cualquier abertura del cuerpo y dificultad para respirar o eliminar. Los tratamientos para el cáncer incluyen quimioterapia, cirugía y medicamentos.
  • Glaucoma: el glaucoma se define por un aumento de la presión en el ojo y se puede encontrar en dos formas: primaria, que es hereditaria, y secundaria, que es causada por la disminución de líquido en el ojo debido a otras enfermedades oculares. Los síntomas incluyen pérdida de visión y dolor, y el tratamiento y el pronóstico varían según el tipo. El glaucoma se trata quirúrgicamente o con gotas para los ojos.
  • Entropión: este es el giro interno del párpado, generalmente el inferior, y se encuentra en ambos ojos. Causa pérdida de visión e irritación, y generalmente ocurre antes de que un perro cumpla un año de edad. La cirugía correctiva cuando el perro alcanza la edad adulta es un tratamiento efectivo.
  • Ectropión: otra afección ocular, Ectropión es el despliegue o la flacidez del párpado, dejando el ojo expuesto y propenso a irritaciones e infecciones. Si es grave, se requiere cirugía, pero en casos leves, no es necesario ningún tratamiento.
  • Hipotiroidismo: este es un trastorno de la glándula tiroides. Se cree que es responsable de afecciones como epilepsia, alopecia (pérdida de cabello), obesidad, letargo, hiperpigmentación, pioderma y otras afecciones de la piel. Se trata con medicamentos y dieta.
  • Epilepsia: la epilepsia es una afección neurológica que a menudo, pero no siempre, se hereda. Puede causar convulsiones leves o graves que pueden mostrarse como un comportamiento inusual (como correr frenéticamente como si lo persiguieran, tambalearse o esconderse) o incluso al caerse, las extremidades rígidas y perder el conocimiento. Las convulsiones son aterradoras de ver, pero el pronóstico a largo plazo para los perros con epilepsia idiopática es generalmente muy bueno. Es importante llevar a su perro al veterinario para un diagnóstico adecuado (especialmente porque las convulsiones pueden tener otras causas) y el tratamiento.
  • Estenosis aórtica sub: este es un problema cardíaco causado por una conexión anormalmente estrecha entre el ventrículo izquierdo y la aorta. El desmayo es el síntoma principal, que eventualmente conduce a insuficiencia cardíaca y muerte. Su veterinario puede detectarlo y recetarle el tratamiento adecuado.
  • Torsión gástrica: también llamada hinchazón, esta es una afección potencialmente mortal que puede afectar a perros grandes y de pecho profundo como los Bouviers. Esto es especialmente cierto si se les da una gran comida al día, comen rápidamente, beben grandes cantidades de agua después de comer y hacen ejercicio vigorosamente después de comer. La hinchazón es más común entre los perros mayores. El GDV ocurre cuando el estómago está distendido con gas o aire y luego se tuerce (torsión). El perro no puede eructar o vomitar para deshacerse del exceso de aire en el estómago, y se impide el retorno normal de la sangre al corazón. La presión arterial baja y el perro entra en estado de shock. Sin atención médica inmediata, el perro puede morir. Sospeche hinchazón si su perro tiene un abdomen distendido y está salivando excesivamente y vomitando sin vomitar. También puede estar inquieto, deprimido, letárgico y débil, con un ritmo cardíaco rápido. Es importante llevar a su perro al veterinario lo antes posible si ve estos signos.
  • Enfermedad de Addison: también conocida como hipoadrenocorticismo, esta es una condición extremadamente grave causada por una producción insuficiente de hormonas suprarrenales por la glándula suprarrenal. Los síntomas incluyen vómitos, falta de apetito y letargo. Debido a que estos signos son vagos y pueden confundirse con otras condiciones, es fácil diagnosticar erróneamente hasta que alcanza etapas más avanzadas. Los síntomas más severos ocurren cuando un perro está estresado o cuando los niveles de potasio se elevan lo suficiente como para interferir con la función cardíaca, causando un shock y muerte graves. Si se sospecha de Addison, su veterinario puede realizar una serie de pruebas para confirmar el diagnóstico.
  • Enfermedad de Cushing: también conocida como hiperadrenocorticismo, esta afección se establece cuando el cuerpo produce demasiado cortisol, a veces debido a un desequilibrio de la glándula pituitaria o suprarrenal. Los signos comunes son beber y orinar en exceso. Si su Bouvier presenta estos dos síntomas, llévelo al veterinario. Los tratamientos incluyen cirugía y medicación.

Cuidado

Al Boyero de Flandes le complace acostarse en la casa y apreciar las extravagancias de la amistad. No es excepcionalmente dinámico, sin embargo, necesita el ejercicio habitual. Vive fácilmente en la ciudad o nación.

Tendrás que tener una consideración poco común en caso de que estés criando un perrito Boyero de Flandes. Al igual que otras razas enormes, el Bouvier se desarrolla rápidamente entre los cuatro y siete meses de edad, lo que lo hace impotente para tener problemas óseos.

Trate de no darle a su joven perrito Bouvier la oportunidad de correr y jugar en superficies extremadamente duras, por ejemplo, asfalto o dibujar un camión hasta que esté completamente desarrollado y sus articulaciones estén completamente desarrolladas. El juego típico en el césped está bien, al igual que el juego de destreza para perros jóvenes, con sus lúpulos de una pulgada.

La preparación debe comenzar el día en que traiga a su cachorro Boyero de Flandes a casa. Comúnmente está ansioso por complacer, así que prepararse es realmente simple. En cualquier caso, puede ser difícil, por lo que los propietarios deben ser predecibles y firmes para vencer a su carácter predominante.

Otro avance significativo en la preparación de un cachorro de Boyero de Flandes es la socialización. La socialización es el procedimiento mediante el cual los perros pequeños o los perros adultos descubren cómo ser cordiales y convivir con diferentes caninos e individuos.

El Bouvier puede sospechar de los extraños y excepcionalmente a la defensiva de su familia, excelentes características para un sabueso de hacinamiento. La socialización evitará que se vuelva excesivamente modesto o defensivo.

Puede llevar al perrito Bouvier a numerosos lugares que permiten perros, similares a las reservas de mascotas y tiendas de suministros de construcción para familiarizar al perro con los extraños y las nuevas circunstancias. Se recomiendan profundamente los cursos de instrucción para perros pequeños.

La preparación de contenedores es una guía importante en el entrenamiento de la casa, y mantiene al Bouvier protegido y fuera de problema cuando estás fuera de casa. Sea como fuere, no debería pasar más de un par de horas una tras otra, aparte de cuando está descansando a la hora de la noche. Los Bouviers no están destinados a pasar sus vidas asegurados en un cartón u hotel para mascotas.

La preparación de cuerdas es una necesidad absoluta con el Bouvier. A pesar del hecho de que la raza no es conocida por extraviarse, es conocido por un sólido impulso de hacinamiento. Es posible que no pueda oponerse al impulso de perseguir a las personas en bicicletas, automóviles o diferentes criaturas, lo que puede ponerlo en peligro a él y a otros.

El acoplamiento de cola generalmente se realiza cuando los pequeños son jóvenes. Puedes decidir cortarle las orejas, o no. Requiere un procedimiento médico y un tiempo de atención posterior. En caso de que le guste la apariencia de las orejas editadas, tenga en cuenta la consideración y el costo también.

Alimentación

Suma prescrita todos los días: 3 a 5 tazas de alimento seco de primera clase diariamente, separadas en dos cenas.

Tendrás que tener una consideración extraordinaria en caso de que estés criando un perrito Bouvier. Al igual que otras razas enormes, el Bouvier se desarrolla rápidamente entre los cuatro y siete meses de edad, lo que lo deja indefenso ante el problema óseo. Alimente a su perrito con una dieta baja en calorías de primer nivel que lo proteja del desarrollo excesivamente rápido (22 a 24 por ciento de proteína y 12 a 15 por ciento de grasa).

Mantenga a su Bouvier en forma como un violín estimando su alimentación y alentándolo dos veces al día en lugar de olvidarse de la alimentación constantemente. En caso de que no estés seguro de si tiene sobrepeso, hazle la prueba de la vista y la prueba práctica.

En primer lugar, míralo. Debería tener la opción de ver una sección media. En ese punto, coloque las manos sobre su espalda, los pulgares a lo largo de la columna, con los dedos extendidos hacia abajo. Debería tener la opción de sentir, sin embargo, no ver sus costillas sin apretar con fuerza. En el caso de que no pueda, no necesita tanto alimento sino más ejercicio.

Para obtener más información sobre cómo alentar a su Bouvier, consulte nuestras reglas para comprar la alimentación correcta, mantener a su cachorro y reforzar su sabueso adulto.

Color de pelaje y aseo

El Boyero de Flandes es honrado (o vilipendiado, dependiendo de que lo eches un vistazo) con un abrigo doble resistente al clima. La capa externa es gruesa y larga; la capa interna es fina y gruesa. Aparece en unos pocos tonos, incluyendo grovel, dark, salt and pepper y spot, y de vez en cuando se encuentra una estrella blanca en el cofre.

Si bien no pierde demasiado, el atractivo Bouvier requiere una gran cantidad de preparación para mantener su chaqueta en buen estado. (Es imperativo comenzar este procedimiento cuando el Bouvier es un perrito juvenil para que descubra cómo reconocer la preparación como una parte ordinaria de la vida).

Su epíteto holandés, Vuilbaard, significa “vello facial sucio”, y como todos los perros callejeros con un abrigo cómodo, el Bouvier se pone sucio de manera bastante eficaz. Anticipe patas descuidadas, hojas o rebabas, defecación en la grupa o bigotes húmedos y desordenados.

El pelaje grueso de Bouvier se debe cepillar varias veces por semana, y es una buena idea revisarlo cada día para detectar rebabas, garrapatas o malezas. Lávelo cada seis o aproximadamente dos meses, y recorte su chaqueta a intervalos regulares.

Numerosos propietarios emplean a un experto para preparar su Bouvier, sin embargo, a pesar de todo, debe cepillarse por completo en una premisa muy normal. En el caso de que esté pensando en el Bouvier, piense en el tiempo y el costo necesarios para su mantenimiento.

Cepille los dientes de su Bouvier al menos varias veces por semana para evacuar el desarrollo de sarro y los organismos microscópicos que se esconden en su interior. El cepillado diario es increíblemente mejor en caso de que necesite contrarrestar la enfermedad de las encías y el aliento terrible.

Córtale las uñas más de una vez al mes si tu perro no las usa normalmente para contrarrestar las lágrimas agonizantes y otros problemas. En el caso de que pueda escucharlos golpeando el piso, son excesivamente largos. Las uñas de los pies de los perros tienen venas, y en el caso de que cortes demasiado, puedes causar la muerte, y es posible que tu perro no se coordine cada vez que vea las tijeras de las uñas.

Por lo tanto, en caso de que no tenga experiencia cortando uñas caninas, acuda a un veterinario o peluquero para obtener consejos.

Se deben revisar sus oídos semana tras semana para ver si hay enrojecimiento o un olor terrible, que puede mostrar una contaminación. En el momento en que revise las orejas de su perro, límpielas con una bola de algodón con una manguera con un limpiador de oídos delicado y con pH ajustado para ayudar a evitar contaminaciones. Trate de no incrustar nada en la zanja del oído; simplemente limpie el oído externo.

Comience a acostumbrar a su Bouvier a ser cepillado e inspeccionado cuando sea un cachorro. Maneje sus patas a menudo (los perros son sensibles con sus pies) y mire dentro de su boca. Prepare un encuentro positivo cargado de aclamación y recompensas, y sentará las bases para pruebas veterinarias simples y otras que se encargarán de cuando sea adulto.

Mientras se arregla, verifique si hay lesiones, sarpullidos o indicios de contaminación, por ejemplo, enrojecimiento, delicadeza o agravamiento en la piel, la nariz, la boca y los ojos, y en los pies. Los ojos deben estar claros, sin enrojecimiento ni liberación. Su prudente prueba semana tras semana lo ayudará a detectar problemas médicos potenciales temprano.

Niños y otras mascotas

El Bouvier es un gran sabueso familiar dedicado y defensivo con su familia, incluidos los jóvenes. Es posible que desee agrupar a sus hijos con picaduras y ladridos.

Para instruirlo mejor a convivir con niños, debe criarse con ellos o, en el caso de que no viva con ellos, debe presentarse a los jóvenes a medida que crece.

Del mismo modo que con cada raza, debe mostrarles constantemente a los jóvenes cómo acercarse y contactar a los perros callejeros, y administrar constantemente cualquier comunicación entre los caninos y los niños pequeños para anticipar cualquier rozadura o tirón de orejas o cola con respecto a cualquiera de las partes.

Anime a su hijo a que nunca se mueva hacia ningún perro mientras come o dormita o que intente eliminar la nutrición del perro. Ningún canino, independientemente de lo atractivo que sea, debe dejarse sin ayuda de un niño.

El Bouvier debería ser criado con diferentes caninos y criaturas para la oportunidad más obvia de convivir con ellos cuando crezca. En el caso de que esté mezclado y preparado adecuadamente, normalmente solo pasa por alto a las diferentes criaturas de su unidad familiar. Comprar naturaleza oculta para agrupar y perseguir es sólido, la supervisión es constantemente un pensamiento inteligente.

Optimized with PageSpeed Ninja