Doberman Pinscher

Doberman Pinscher

Doberman Pinscher

El Doberman Pinscher fue creado en Alemania a fines del siglo XIX, fundamentalmente como un sabueso vigilante. Su parentesco exacto es oscuro, sin embargo, ha aceptado ser una mezcla de muchas razas caninas, incluidos el Rottweiler, el Terrier negro y tostado y el Pinscher alemán.

Con su pelaje liso, su forma atlética y sus orejas recortadas y su cola atracada, el Doberman Pinscher se parece a un noble. Es un sabueso excepcionalmente ardiente e inteligente, apropiado para el trabajo policial y militar, los juegos caninos y como un portero y socio familiar.

Dado que el Doberman Pinscher (deletreado Dobermann en ciertas naciones) apareció hacia el final del siglo XIX, él es, en el ámbito de los perros, el pie tierno. Esto no ha detenido al Dobie, como se le llama calurosamente, de obtener una de las razas más frecuentes y percibidas en los Estados Unidos.

Su aspecto es rico y su estilo es atlético; el Dobie es además astuto, alerta y firme. Es un intrépido perro guardián como un querido compañero de familia.

La notoriedad salvaje del Dobie lo precede. Le atemorizan las personas que no lo conocen, estereotipado como profundamente enérgico y horrible. Genuino, es un considerable vigilante, pero es típicamente un sabueso delicado, atento y apreciador. No busca inconvenientes, sin embargo, es valiente y protegerá a su familia y su territorio en caso de que vea peligro.

El Doberman Pinscher aprecia ser parte de una familia. Aprovecha la oportunidad de estar cerca de aquellos que aprecia y, cuando este afecto está disponible, es un defensor característico. Él es confiable con los hijos, compañeros y visitantes de su familia siempre y cuando sea tratado con simpatía.

A pesar de sus características positivas, el Dobie no es la raza correcta para todos. Es enorme, pesa entre 60 y 80 libras, y es increíblemente dinámico, tanto física como racionalmente. Necesita mucha actividad.

También necesita muchas dificultades mentales para evitar que se agote. Necesita un sólido propietario / pionero de la manada que pueda hacer un esfuerzo para mezclarlo y prepararlo adecuadamente, y que lo mantendrá ocupado cada día. Esto podría ser una cantidad excesiva para tratar con personas que llevan una forma de vida progresivamente relajada.

El aspecto actual del Dobie es más delgado y elegante que el de años anteriores. Su personalidad también ha cambiado hasta cierto punto, dicen los amantes de la raza, suavizando una pieza de sus primeros días en Alemania, sin embargo, todavía es un magnífico perro guardián.

Inicialmente, las orejas de Dobies se recortaron para desarrollar su capacidad de encontrar sonidos, y el acoplamiento de la cola le dio a la raza un aspecto cada vez más aerodinámico. Los reproductores norteamericanos normalmente atracan las colas y ceden las orejas de los perros pequeños Doberman, sin embargo, no es obligatorio. El acoplamiento y el recorte de orejas es ilícito en ciertas naciones.

Las personas que se dan cuenta de él afirman que un Dobie bien reproducido y mezclado adecuadamente es una excelente mascota y amigo, razonable para familias con diferentes caninos, delicado con niños pequeños y, en general, un pariente dedicado y entregado.

Caracteristicas

El Doberman tiene mucha vitalidad y necesita mucha actividad.

Esta raza puede ser defensiva, así que no se sorprenda cuando acepte el trabajo de vigilante de la unidad familiar.

Dobie aceptará el trabajo alfa en tu unidad familiar en caso de que no seas una cabeza sólida. La preparación temprana y predecible es básica para desarrollar su trabajo como pionero de la manada.

El Dobie es delicado para el clima frío y necesita un refugio satisfactorio en invierno (le encanta la oportunidad de estar en la casa junto a la chimenea).

El Doberman Pinscher es un sabueso familiar y no debe ser ignorado. Florece cuando se incorpora a los ejercicios familiares.

El Doberman ha aumentado su notoriedad por ser horrible. A pesar de que su Doberman puede tener un carácter dulce, los vecinos y los extraños pueden temerle.

Para obtener un perro sólido, nunca compre un perrito joven de un criador temerario, una pequeña fábrica de perros o una tienda de mascotas. Busque un reproductor respetable que pruebe sus cachorros de cría para asegurarse de que estén libres de dolencias hereditarias que puedan transmitir a los cachorros y que tengan una buena disposición.

Historia

En algún momento en el pasado distante, a fines del siglo XIX, hubo un recolector de evaluaciones llamado Louis Dobermann, que vivía en la ciudad de Apolda, en la región de Turingia en Alemania. Su actividad de reunir dinero en efectivo era peligrosa a la luz del hecho de que había delincuentes en la región que podrían atacarlo mientras hacía sus rondas.

Como Dobermann también era el cazador de perros de la ciudad, con frecuencia traía un canino para el seguro. Dobermann comenzó a reproducir perros con la posibilidad de un amigo y defensor confiable como prioridad principal. La consecuencia de sus exámenes de crianza fue el primer Doberman Pinscher.

No hay registros sobre qué perros usó Dobermann para hacer la raza, sin embargo, se teoriza que el Rottweiler, el Pinscher alemán y el Terrier negro y tostado son parte de la mezcla. El Dobie apareció por primera vez en 1876, donde se encontró con un entusiasmo increíble.

Cuando Dobermann pateó el cubo en 1894, la información genuina sobre las razas que se unieron para hacer que el Dobie fuera con él a su tumba. Debido a sus compromisos en la construcción de la raza, en cualquier caso, fue nombrada en su respeto.

Hacia el final del siglo XIX, los reproductores alemanes que continuaron con el trabajo de Dobermann estaban principalmente preocupados por la capacidad en lugar de la apariencia. Necesitaban construir el Doberman para ser un “super perro”. enseguida, criaron a los perros más audaces, más brillantes, más rápidos y más duros. Tuvieron éxito excesivamente bien: la raza se hizo conocida por ser resuelta y contundente.

A un criador llamado Otto Goeller se le atribuye la formación del Doberman en un canino cada vez más utilizable y, en 1900, el German Kennel Club percibió al Dobermann Pinscher como una raza.

Alrededor de 1908, el Dobie fue traído a los Estados Unidos. La leyenda dice que uno de los primeros Dobies traídos a Amercia apareció en cumplimiento y ganó el respeto “Best in Show” en tres shows continuos bajo la mirada constante de cualquier juez dispuesto a abrir la boca del perro para revisar sus dientes.

El Dobermann Pinscher Club of America se formó en 1921. Después de un año, adoptó el estándar de raza que se había escrito en Alemania.

Los siguientes 15 años fueron básicos en el avance del Dobie. Durante la Primera Guerra Mundial, la cantidad de Dobies en Europa disminuyó drásticamente, debido a que las personas que se morían de hambre no podían soportar tener enormes perros. Dobies que perduran fueron poseídos por militares, policías y personas ricas. La reproducción fue una extravagancia; solo los mejores fueron criados.

Después de 1921, casi todos los principales padres e hijos alemanes fueron traídos a los Estados Unidos. En ese momento llegó la Segunda Guerra Mundial, y el Doberman Pinscher volvió a estar en riesgo en Alemania. Muchos creen que si los estadounidenses no hubieran traído recientemente un número tan significativo de perros a los Estados Unidos, la raza sería eliminada.

A mediados de 1900, los alemanes eliminaron la palabra Pinscher del nombre, y los británicos la eliminaron un par de años después del hecho.

A lo largo de los años, los reproductores han trabajado arduamente para aliviar el carácter del primer personaje de Dobie, con excelentes resultados. A pesar de que el Doberman está a la defensiva de su familia y su hogar, es conocido como un compañero cálido y fiel.

Talla

Los hombres miden 26 a 28 pulgadas de alto; las hembras miden de 24 a 26 pulgadas de alto. Los hombres y las mujeres miden entre 60 y 80 libras; los hombres son marginalmente más grandes que las mujeres.

Personaje

Un sabueso increíblemente inteligente y súper dinámico: eso es lo que obtienes cuando obtienes un Doberman Pinscher. También obtienes un canino increíblemente firme y confiable que es amante de la diversión y despreocupado con su familia. Es un defensor característico que no perderá un momento para actuar cuando piense que su familia está en peligro, pero no es contundente sin razón.

Al Dobie le gusta estar ocupado, física y racionalmente. Se adapta rápidamente, y prepararlo es simple. Como se adapta tan rápido, trata de mantener los ejercicios nuevos e interesantes. Puede tener sus propios pensamientos sobre las cosas, sin embargo, normalmente no es excesivamente difícil o inquebrantable con un propietario que brinda una iniciativa confiable y amable.

El Dobie requiere un período de tiempo significativo para crecer. Él permanece cachorro hasta que tiene tres o cuatro años de edad.

La personalidad está influenciada por varios componentes, que incluyen la herencia, la preparación y la socialización. Los perritos jóvenes con comportamientos decentes están interesados ​​y son amantes de la diversión, listos para moverse hacia los individuos y ser abrazados por ellos. Elija el perrito muy atractivo, no la persona que está azotando a sus compañeros de camada o la persona que se está cubriendo en la esquina.

En cualquier caso, reúnete continuamente con uno de los guardianes, normalmente la madre es la persona accesible, para garantizar que tengan personalidades decentes con las que estés de acuerdo. Conocer a familiares o diferentes miembros de la familia de los guardianes también es útil para evaluar a qué se parecerá un perrito cuando crezca.

Al igual que cada perro, el Dobie necesita una socialización temprana – introducción a una amplia gama de individuos, imágenes, sonidos y encuentros – cuando son jóvenes. La socialización garantiza que tu joven perrito Dobie crezca para ser un canino equilibrado.

Seleccionarlo en una clase de jardín de infantes para perros pequeños es un comienzo extraordinario. Darle la bienvenida a los invitados de manera constante y llevarlo a parques ocupados, tiendas que permiten perros y paseos tranquilos para conocer a los vecinos también lo ayudará a limpiar sus habilidades sociales.

Bienestar

Los dobies son comúnmente sanos, sin embargo, como todas las razas, están inclinados a ciertas condiciones de bienestar. No todos los Dobies contraerán alguna o estas infecciones, sin embargo, es esencial saber sobre ellas en caso de que esté pensando en esta raza.

Cuidado

El Doberman Pinscher es el más apropiado para un hogar rural o nacional con espacio para divertirse. Necesita mucha actividad de manera constante; Este interés puede ser agotador para los propietarios que no son capaces. Necesita una casa con un patio cercado con seguridad, para su bienestar y para la seguridad de las personas y criaturas que casualmente se pasean por su territorio.

No debe ser ignorado por largos períodos de tiempo ni enviado al césped como un canino exterior. Tampoco debería estar atado. El Dobie debe ser parte de su familia, participar en todos los ejercicios familiares.

El Dobie necesita una socialización y preparación tempranas. Como cualquier perro, puede ser tímido o contencioso si no se mezcla adecuadamente cuando todavía es joven. La socialización temprana garantiza que su pequeño perro Dobie crezca para ser un canino equilibrado.

El acoplamiento de la cola generalmente se realiza cuando los cachorros son excepcionalmente jóvenes. El recorte del oído, sea como sea, es obligación del propietario, no del criador, y un veterinario lo termina cuando el perrito tiene un par de meses. Requiere un procedimiento médico y un tiempo de atención posterior. En caso de que le guste el ambiente de las orejas recortadas, piense en la consideración y el costo también.

La respuesta abierta al Dobie es con frecuencia de terror. Es astuto ser sensible a esto y mantener a tu Dobie encadenada en los espacios abiertos.

Alimentación

Suma diaria sugerida: 2.5 a 3.5 tazas de alimento seco de primera clase diariamente, dividido en dos cenas.

Color de pelaje y aseo

El suave y liso abrigo Dobie es corto y se encuentra cerca de la piel. Es posible que tenga una ligera capa interna alrededor del cuello. Los tonos de su chaqueta son oscuros, rojos, azules y grovel. Tiene marcas de óxido sobre cada ojo; en su mordaza, garganta y pecho; y en sus piernas y pies.

El pelaje liso del Dobie requiere una preparación insignificante. Es un canino perfecto, con un insignificante aroma a perrito. Trate de no dejarse engañar por la longitud de su chaqueta: los cobertizos cortos Semana tras semana, cepillarse con un guante de preparación o curry elástico es adecuado, sea como sea, como una ducha cuando el Dobie se desborda con algo que huele mal o juega en el barro. Visitar el lavado, sea como sea, no es importante.

Cepille los dientes de su Dobie en cualquier caso varias veces por semana para expulsar el desarrollo de sarro y los organismos microscópicos que se esconden en su interior. Todos los días, el cepillado es muy superior en la posibilidad de que tenga que prevenir la enfermedad de las encías y el aliento terrible.

Recorte las uñas una vez al mes si su perro no las desgasta normalmente para contrarrestar las lágrimas insoportables y otros problemas. En caso de que pueda escucharlos golpeando el suelo, son excesivamente largos. Las uñas de los pies de los perros tienen venas, y en el caso de que cortes demasiado, puedes causar la muerte, y es posible que tu perro no colabore cuando vea que salen las tijeras de uñas.

En este sentido, en caso de que no tenga experiencia cortando uñas de chucho, acuda a un veterinario o peluquero para obtener punteros.

Sus oídos deben revisarse semana a semana para ver si hay enrojecimiento o un olor horrible, lo que puede demostrar una contaminación. En el momento en que revise las orejas de su perro, límpielas con una bola de algodón con una manguera con un delicado limpiador de oídos con pH ajustado para ayudar a contrarrestar enfermedades. Trate de no incrustar nada en la zanja del oído; simplemente limpie el oído externo.

Comience a acostumbrar a su Dobie a ser cepillado e inspeccionado cuando sea un cachorro. Maneje sus patas de vez en cuando, los perros son delicados con sus pies, y mire dentro de su boca. Prepare un encuentro positivo cargado de aplausos y premios, y sentará las bases para pruebas veterinarias simples y otras actividades cuando sea un adulto.

Mientras se arregla, verifique si hay heridas, sarpullidos o indicios de contaminación, por ejemplo, enrojecimiento, delicadeza o irritación en la piel, la nariz, la boca y los ojos, y en los pies. Los ojos deben estar claros, sin enrojecimiento ni liberación. Su prudente prueba semana a semana lo ayudará a detectar problemas médicos potenciales temprano.

Jóvenes y otras mascotas

El bien educado Doberman es un increíble sabueso familiar. Es confiable y está a la defensiva de los jóvenes de su familia, siempre y cuando se haya mezclado y preparado adecuadamente. Los jóvenes deben ser conscientes y amables con el Dobie, y él será solo eso en consecuencia.

Del mismo modo que con cada raza, debe mostrarles constantemente a los jóvenes cómo acercarse y contactar a los sabuesos, y regular constantemente las conexiones entre los caninos y los niños pequeños para contrarrestar cualquier rozadura o tirones de orejas o cola con respecto a cualquiera de las partes.

Anime a su hijo a que nunca se mueva hacia ningún canino mientras está comiendo o descansando o que intente eliminar la alimentación del perro. Ningún chucho, independientemente de cuán vecino, deba dejarse solo con un joven.

También está bien dispuesto con diferentes perros y criaturas en su hogar, particularmente en el caso de que haya sido criado con ellos. Puede ser contundente con los perros fuera de su familia en caso de que piense en ellos como un riesgo para sus amigos y familiares.

Optimized with PageSpeed Ninja