Shiba Inu 1

Shiba Inu

Shiba Inu

La raza de sabueso Shiba Inu fue criada inicialmente para criar criaturas voladoras y pequeños juegos, y por cierto fue utilizada para perseguir a los cerdos salvajes. Es una de las seis razas locales de Japón: Akita (enorme), Kishu, Hokkaido, Kai, Shikoku (medio) y Shiba (pequeño).

Es conocido por su carácter animado, sus pequeñas orejas erguidas y su destreza felina. Hoy se desempeña básicamente como un sabueso asociado en Japón y Estados Unidos.

Con sus orejas erguidas, ojos entrecerrados y cola ondulada, esta raza de la Tierra del Sol Naciente se asemeja a un zorro, o tal vez un juguete de peluche. Él no es uno ni el otro. Él es el Shiba Inu, el más pequeño, y posiblemente el más anticuado, de los seis sabuesos que comienzan en Japón.

El Shiba Inu es conocido por un personaje llamativo y abrasador. Los japoneses tienen tres palabras para representar las cualidades psicológicas de la raza: kaani-I (fuerza viva), ryosei (benevolencia) y soboku (preparación). Consolidados, estos atributos conforman la disposición intrigante, astuta y de voluntad sólida de esta raza.

El Shiba Inu es pequeño (alrededor de 20 libras) y atlético. Como un guerrero ninja, el Shiba Inu se mueve rápida, ágil y fácilmente. Él es fuerte y alarmado.

Además, prevalente, o al menos eso piensa, como lo indican las personas que conocen y aman esta raza. El Shiba Inu se acerca al mundo con un orgullo silencioso que es curiosamente suyo, por lo que probablemente también se lo describe como difícil.

Debido a su libertad, el Shiba Inu no es la raza menos exigente para prepararse. Socialización: el procedimiento mediante el cual los perros o los sabuesos adultos descubren cómo invitar y convivir con diferentes perros callejeros e individuos, y la preparación debe comenzar antes de lo previsto para mostrar los hábitos caninos legítimos de Shiba Inu.

Es esencial comprender la idea de libre pensamiento del Shiba Inu para que no se desconcierte. El Shiba Inu está profundamente interesado, sin embargo, a él realmente no le gustaría hacer lo que usted necesita que haga. Es posible que deba hacerle pensar que la sumisión es su pensamiento. Para obtener los mejores resultados, es fundamental trabajar con un entrenador que comprenda la libertad de la raza.

Otra inclinación de la raza es la posesividad. El Shiba Inu protege sus cosas, incluidos los juguetes, la alimentación o la región. La socialización legítima limita esta marca registrada, sin embargo, es astuto cuidar de cualquiera de sus juguetes y golosinas más queridos cuando hay diferentes caninos o jóvenes cerca, por lo que no tiene ganas de pelear por ellos.

A pesar de todo esto, el Shiba Inu es un sabueso familiar decente, es fiel y comprometido, y le va bien con los jóvenes siempre que se mezcle y prepare adecuadamente, y los niños lo traten con generosidad y conciencia.

Se sabe que Shiba Inu muestra el lado candente de su personaje con diferentes caninos y criaturas. Él puede ser perseguido con fuerza, en particular los hombres inmaculados con hombres perfectos.

No se puede confiar en la mayoría de los Shibas porque son rastreadores normales y les encanta la búsqueda. Existe una gran posibilidad de que persiga a una ardilla, ardilla listada o felino. Él es comúnmente sospechoso de los extraños y es un perro guardián decente, alarmando a cualquier cosa inusual.

Salir a la calle para realizar alguna actividad también es fundamental para un Shiba. Necesita un ejercicio decente día a día, independientemente de si es un paseo por la zona o una carrera cerca de su propietario de bicicleta. Es el más apropiado para una casa con un patio cercado con seguridad (tiene una persona hábil) donde puede divertirse. Debería estar constantemente encadenado cuando no está en casa a la luz de su presa y su potencial de animosidad.

El Shiba Inu es un socio excelente, sin embargo, su carácter de voluntad sólida puede ser mucho para ciertas personas. Otros están encantados con su sacrificio y dedicación, que es la razón por la cual los aficionados afirman que poseer un Shiba no es simplemente poseer un canino, es un estilo de vida.

Caracteristicas

La preparación es insignificante para el Shiba Inu, sin embargo, arroja vigorosamente dos veces al año.

El Shiba Inu es una raza inteligente que se adapta rápidamente. Sea como fuere, independientemente de si decide hacer lo que le pides es otro tema. Los propietarios de sabuesos por primera vez o los propietarios tímidos pueden quedar desconcertados por la prueba de preparación de este canino.

Es un poco canino, pero necesita mucho espacio para retozar. El Shiba Inu necesita una casa con un patio cercado.

El Shiba Inu puede ser contundente con diferentes perros callejeros y perseguirá pequeñas criaturas que ve como presas.

El Shiba Inu en general será posesivo con sus juguetes, alimento y césped.

Para obtener un sonido canino, nunca compre un perrito de un criador volador, una fábrica de cachorros o una tienda de mascotas. Busque un reproductor respetable que pruebe sus caninos de cría para asegurarse de que estén libres de dolencias hereditarias que puedan transmitir a los perritos y que tengan personalidades sólidas.

Historia

El Shiba Inu comenzó en Japón junto con el Akita, Shikoku, Kai Dog, Hokkaido y Kishu, que son todos más grandes que el Shiba Inu. El Shiba Inu se utilizó principalmente como un perro perseguidor para eliminar pequeños juegos y aves para rastreadores.

Hay algunas hipótesis de cómo el Shiba Inu obtuvo su nombre. Una aclaración es que la palabra Shiba significa “matorral”; los caninos fueron nombrados por los setos de matorrales en los que perseguían. Otra hipótesis es que el tono rojo abrasador del Shiba es equivalente al tono otoñal de las hojas de la maleza. Un tercer pensamiento es que una importancia anticuada de la palabra shiba alude a su pequeña estimación.

La Segunda Guerra Mundial sobre la catástrofe deletreada para los Shiba, y la gran mayoría de los perritos que no murieron en ataques de asedio capitularon para desmantelar durante los años de la posguerra. Después de la guerra, Shibas fueron traídos del remoto país abierto, y se establecieron programas de cría. El resto de la población se cruzó para entregar el Shiba como se le conoce hoy.

El Japanese Kennel Club se estableció en 1948 y el estándar de la raza Shiba Inu fue redactado por Nihon Ken Hozonkai, que fue recibido tanto por el Japanese Kennel Club como por la Federation Cynologique Internationale.

Una familia de ayuda estadounidense importó el primer Shiba Inu a los Estados Unidos en 1954, sin embargo, se registra poco más sobre la raza hasta la década de 1970. La primera camada estadounidense fue concebida en 1979. El Shiba Inu fue percibido en la Clase Miscelánea American Kennel Club en 1993 y adquirió el estatus completo con el Grupo No Deportivo en 1997.

Talla

Los hombres miden de 14.5 a 16.5 pulgadas de alto y pesan alrededor de 23 libras. Las hembras miden 13.5 a 15.5 pulgadas de alto y pesan alrededor de 17 libras.

Personaje

El Shiba Inu bien reproducido es bien intencionado, alarmante y fuerte. Tiene una voluntad firme y segura, y con frecuencia tiene sus propios pensamientos con respecto a las cosas. Es fiel y amoroso con su familia, sin embargo, en general, sospechará de los extraños.

El Shiba Inu no comparte bien. En general, vigilará, de vez en cuando con fuerza, su alimentación, juguetes o dominio. Además, generalmente no coexiste con diferentes perros, especialmente si es impecable. No se detendrá por un segundo para perseguir pequeñas criaturas que piensa en presas.

Esta es una raza astuta, pero preparar un Shiba Inu no le importa preparar un Golden Retriever. Mientras que un Golden está encantado de venir cuando se le llama, el Shiba Inu vendrá cuando lo desee, o no. Ha sido descrito como difícil, sin embargo, el libre pensamiento es probablemente un enfoque progresivamente positivo para describirlo.

El comportamiento está influenciado por varios elementos, como la herencia, la preparación y la socialización. Los perros pequeños con comportamientos agradables están interesados ​​y son amantes de la diversión, listos para moverse hacia los individuos y ser abrazados por ellos. Elija al cachorro muy atractivo, no a la persona que está golpeando a sus compañeros de camada o la persona que se está escondiendo en la esquina.

En cualquier caso, reúnanse continuamente con uno de los guardianes, en su mayor parte la madre es la persona accesible, para garantizar que tengan disposiciones agradables con las que usted esté de acuerdo. Conocer a familiares o diferentes miembros de la familia de los guardianes también es útil para evaluar a qué se parecerá un perrito cuando crezca.

Al igual que cada canino, el Shiba Inu necesita una socialización temprana – introducción a una amplia gama de individuos, imágenes, sonidos y encuentros – cuando son jóvenes. La socialización garantiza que tu perrito Shiba se convierta en un perro equilibrado.

Seleccionarlo en una clase de jardín de infantes es un comienzo increíble. Darle la bienvenida a los huéspedes de manera constante y llevarlo a parques ocupados, tiendas que permiten perros y en caminatas descuidadas para conocer a los vecinos también lo ayudará a limpiar sus habilidades sociales.

Bienestar

Los Shiba Inus son comúnmente sólidos, pero como todas las razas, están inclinados a ciertas condiciones de bienestar.

Cuidado

El Shiba Inu es el más apropiado para una casa con un patio cercado. Es una raza funcional a la que le gusta jugar, pasear o correr a tu lado. Darle espacio para serpentear lo ayudará a sacar a sus ya-yas.

La socialización es significativa con esta raza. Al igual que cualquier perro, puede dudar o ser dudoso si no se mezcla adecuadamente, se lo presenta a varias personas, imágenes, sonidos y encuentros, cuando es joven. La socialización temprana garantiza que su perrito Shiba Inu se convierta en un perro equilibrado ya que sospecha de los extraños y, en general, será contundente con los diferentes perros.

También perseguirá pequeñas criaturas, por ejemplo, felinos o ardillas que huyen de él, desencadenando su presa. Por lo tanto, debe estar constantemente sujeto a una soga cuando está afuera de su patio cercado.

Una idiosincrasia del personaje del Shiba Inu es su aversión a ser controlado, a pesar del hecho de que es necesario para su propia seguridad. No le importa usar un escote o estar restringido. La cadena de preparación de esta raza requiere mucha energía y tolerancia, pero es un requisito incuestionable.

Se prescriben clases de perrito y obediencia para el Shiba Inu, para los ejercicios aprendidos, así como para la medida de incitación y socialización que le da al perro. Trabaja con un entrenador que conozca esta raza. Trate de no sentirse frustrado si el Shiba Inu es un suplente problemático y de voluntad sólida, esa es su inclinación. Considéralo una prueba.

El Allanamiento de morada es moderadamente simple con esta raza. Cuando tu Shiba Inu comprende la idea de a dónde necesita ir, irá a ese territorio en cualquier momento que pueda.

La preparación de contenedores es una ayuda increíble para el entrenamiento de la casa que beneficia a cada perro y es un método inteligente para garantizar que su Shiba Inu no tenga percances en la casa o se meta en cosas que no debería.

Color de pelaje y aseo

El Shiba Inu tiene un grueso abrigo doble que le da un aspecto de oso de peluche. La capa externa es sólida y recta, y la capa interna es delicada y gruesa. Se arroja tolerablemente de manera consistente y vigorosa dos veces al año cuando “sopla” el abrigo (imagina una tormenta de nieve, pero en tus muebles y prendas).

El pelaje Shiba Inu viene en rojo anaranjado, urajiro (sombra ventral de color crema a blanco) y sésamo (pelos oscuros con punta sobre una base de color rojo intenso). En algunos casos, hay marcas blancas en la punta de la cola y en las patas delanteras y las patas traseras.

El Shiba Inu es realmente sencillo de mantener con respecto a la preparación. Él es un perro normalmente sin manchas y sin olor. Necesita cepillarse para expulsar el cabello muerto y dispersar aceites una vez por semana, o con mayor frecuencia cuando está arrojando vigorosamente. Una ducha de vez en cuando también es fundamental, pero no con mucha frecuencia debido a que el lavado excesivo secará su piel y abrigo. Numerosos propietarios lavan el Shiba Inu cada tres o cuatro meses.

Cepille los dientes de su Shiba al menos varias veces por semana para expulsar el desarrollo del sarro y los organismos microscópicos que se esconden en su interior. El cepillado diario es muy superior en caso de que necesite evitar enfermedades de las encías y un aliento terrible.

Córtale las uñas en más de una ocasión al mes si tu perro no las usa normalmente para contrarrestar las lágrimas insoportables y otros problemas. En caso de que pueda escucharlos golpeando el suelo, son excesivamente largos.

Las uñas de los pies de los perros tienen venas, y en el caso de que cortes demasiado, puedes causar la muerte, y es posible que tu perro no colabore cuando vea que salen las tijeras de uñas. En este sentido, en caso de que no tenga experiencia cortando uñas de chucho, acuda a un veterinario o peluquero para obtener punteros.

Sus oídos deben revisarse semana a semana para detectar enrojecimiento o un olor terrible, que puede demostrar una enfermedad. En el momento en que revise las orejas de su perro, límpielas con una bola de algodón con un delicado limpiador de oídos con pH ajustado para ayudar a prevenir las contaminaciones. Trate de no incrustar nada en la zanja del oído; simplemente limpie el oído externo.

Comience a acostumbrar a su Shiba Inu a ser cepillado e inspeccionado cuando sea un cachorro. Maneje sus patas de vez en cuando, los perros son delicados con sus pies, y mire dentro de su boca.

Mientras se arregla, verifique si hay moretones, erupciones o indicios de contaminación, por ejemplo, enrojecimiento, delicadeza o irritación en la piel, la nariz, la boca y los ojos, y en los pies. Los ojos deben estar claros, sin enrojecimiento ni liberación. Su prudente prueba semana a semana lo ayudará a detectar problemas médicos potenciales temprano.

Niños y otras mascotas

El Shiba Inu es un sabueso familiar decente, siempre que sea criado adecuadamente y se prepare y socialice legítimamente cuando sea joven. Coexiste con niños que lo tratan con generosidad y deferencia.

Del mismo modo que con cada raza, debe mostrarles constantemente a los niños cómo acercarse y contactar a los sabuesos, y supervisar consistentemente cualquier conexión entre los perros y los pequeños para anticipar cualquier roce o tirón de orejas o cola con respecto a cualquiera de las partes.

La preparación y la socialización tempranas ayudan mucho a que los Shiba Inu coexistan con diferentes perritos y criaturas, sin embargo, es todo menos una garantía. Puede ser contundente con diferentes caninos y perseguirá criaturas que ve como presas. Prepararlo y mantenerlo en la cuerda son los enfoques más ideales para lidiar con el Shiba Inu con diferentes perritos y criaturas.

Optimized with PageSpeed Ninja