Spitz japonés 1

Spitz japonés

Spitz japonés

El Spitz japonés es un pequeño amigo de la familia con el núcleo de un enorme perro guardián. Puede parecer que esta raza es como los perros esquimales estadounidenses, los pomeranios blancos o los pequeños Samoyedos, sin embargo, los sabuesos Spitz japoneses tienen sus propios ancestros y provienen, como se puede imaginar, de Japón.

A pesar de que esta raza no es percibida por el American Kennel Club, es reconocida por muchos otros clubes de hoteles para mascotas en todo el mundo.

Los sabuesos Spitz japoneses también son entusiastas, fáciles de preparar, poco apoyo e increíbles con los niños. Hacen grandes perros de condominio, en la medida en que los propietarios satisfacen sus necesidades de actividad, y tienen necesidades de preparación realmente bajas, a pesar de la presencia de su exquisita piel blanca.

Los caninos de esta raza son defensivos de sus familias humanas, a pesar del hecho de que son de baja estatura, y se sabe que ladran cuando los extraños ingresan a su dominio sin tener que renunciar. En el caso de que necesite un canino que sea un pariente devoto con alma y carácter que supere con creces su tamaño físico, el Spitz japonés puede ser el perro para usted.

El Spitz japonés fue criado para ser un pequeño sabueso que es encantador, fiel, amable y astuto. A pesar de que no son criados explícitamente para ser perros guardianes, tienen una naturaleza valiente y un deseo intrínseco de asegurar a sus familias, al igual que una corteza que es muy ruidosa para su tamaño.

A pesar del hecho de que son una raza moderadamente nueva, los sabuesos Spitz japoneses se están volviendo cada vez más famosos debido a su comportamiento maravilloso, su capacidad de coexistir con diferentes perros callejeros y jóvenes, y sus necesidades de preparación genuinamente bajas, entre diferentes cualidades. En general, también serán caninos sanos con un futuro más extenso de lo normal.

Los perros de esta raza se adaptan bien a la vida en condominios y tienen necesidades de ejercicio bajas a directas. En cualquier caso, una caminata al día debería alegrarlos y evitar la fatiga, junto con las inclinaciones dañinas que se encuentran en los caninos de prácticamente cualquier raza cuando están encerrados durante demasiado tiempo sin ejercicio físico y mental.

Los sabuesos Spitz japoneses reaccionan bien a la preparación y se adaptan rápidamente. Se conformarían con una decisión tolerable para los propietarios de sabuesos por primera vez, en la medida en que estén configurados para satisfacer las necesidades de actividad del Spitz japonés y se familiaricen con los elementos esenciales de la crianza de mascotas capaces antes de traer un perro a casa.

Caracteristicas

Los sabuesos japoneses de Spitz tienen necesidades de preparación realmente bajas, independientemente de la presencia de sus adorables batas blancas. Su piel repele la mayoría de los restos flotantes y de tierra, y rara vez necesitan duchas, ya que no tienen olor a perrito. Dos grandes cepillados de siete días deberían funcionar.

A pesar de ser comparable en apariencia a las razas American Eskimo Dog, Pomeranian y Samoyed, la raza Spitz japonesa tiene su propia historia y muchos clubes de hoteles para mascotas en todo el mundo la perciben como una raza diferente.

Los sabuesos japoneses de Spitz tienen un ladrido que es más fuerte de lo que se puede esperar de su tamaño, y se sabe que son valientes, especialmente al proteger a sus familias.

A pesar del hecho de que son excelentes perros de condominio, los sabuesos japoneses de Spitz no prefieren ser ignorados por períodos de tiempo significativos, o pueden ponerse nerviosos.

Estos perros callejeros son brillantes y reaccionan bien a la preparación de comentarios alentadores.

Los sabuesos japoneses de Spitz son familiares. Se sabe que son vivos y delicados con los jóvenes, y en general convivirán bien con los diferentes perros callejeros de la familia.

Historia

La raza Spitz japonesa hizo su presentación en un perro apareció en Tokio, Japón, en 1921. Los perros callejeros principales de la raza se dejaron caer de unos pocos perros Spitz alemanes blancos que fueron traídos a Japón desde China.

A lo largo de los años siguientes, apenas se importaron muchas otras razas blancas de Spitz de todas partes del mundo, y se cruzaron para ofrecer atributos cada vez más atractivos en la creciente raza japonesa de Spitz.

No fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial que se establecieron las normas de la raza, y el Japan Kennel Club comenzó a percibir el Spitz japonés. Durante la década de 1950, los perros Spitz japoneses fueron enviados a Suecia, en ese momento a Inglaterra, y luego a todo el mundo.

A la larga, los clubes nacionales de hoteles para mascotas en todo el mundo percibieron al Spitz japonés como su propia raza, sin embargo, una gran cantidad de estos clubes de hoteles para mascotas todavía difieren en sus modelos de raza, particularmente en lo que respecta al tamaño de estos perros callejeros.

El American Kennel Club es un caso especial, ya que no percibe al Spitz japonés como una raza diferente, en su mayor parte a la luz de la sólida similitud con el perro esquimal americano. La raza sigue desarrollándose en la fama en todo el mundo.

Talla

Muchos clubes de hoteles para mascotas difieren en cuanto al tamaño exacto de los perros callejeros japoneses Spitz, sin embargo, van en medio de 10 y 16 pelos de punta en los hombros. En general, las mujeres serán más pequeñas que los hombres.

La carga estándar de caninos en esta raza es de 11 a 20 libras. A pesar del hecho de que hay una diferencia sobre el tamaño correcto del Spitz japonés, normalmente son más grandes que los Pomerania, que comparten numerosos atributos regulares.

Personaje

Los perros Spitz japoneses son apreciados por sus brillantes personalidades. Son complacientes con la familia y tienen un alma amante de la diversión. Estos perros callejeros adoran la consideración individual, y no reaccionarán bien si se los pasa por alto o se los deja solos durante períodos de tiempo significativos. Sus necesidades de vitalidad son realmente normales.

Un buen paseo al día debería ser perfecto para un Spitz japonés, y también pueden valorar la oportunidad de correr sin cuerda. Dado que son geniales con diferentes perros callejeros, una excursión al parque canino les dará la oportunidad de correr sin reservas y consumir cualquier vitalidad en abundancia.

A fin de cuentas, cada perro debe prepararse para la socialización, prestando poco respeto a la raza, antes de colaborar con diferentes criaturas. Los perros Spitz japoneses son conocidos por su fortaleza y su naturaleza defensiva. Ladrarán, escandalosamente estruendosos, a los extraños que ingresan a su región, sin embargo, se callarán si las personas en quienes confían los consuelan.

Deben estar familiarizados con los invitados serenamente. Los sabuesos Spitz japoneses absorben la preparación excelente, y son muy astutos. Fiel, dinámico, respetuoso y amigable son, en su mayor parte, palabras que representan con precisión los caracteres de los perros callejeros japoneses de Spitz, lo que puede agregar a su avance en el desarrollo de la prevalencia.

Bienestar

Se sabe que la raza del sabueso Spitz japonés es genuinamente sólida con no muchas de las condiciones hereditarias que influyen en los diferentes purasangres. No obstante, pueden estar inclinados a las rótulas de luxación, una condición en la que las rótulas se separan.

También pueden tener los ojos llorosos de vez en cuando, y su piel puede secarse en caso de que se los lave con demasiada frecuencia, razón por la cual es esencial lavar un Spitz japonés cuando sea importante. Los propietarios deben estar atentos a estas condiciones y mantener las visitas habituales al veterinario para detectar y abordar cualquier problema de bienestar.

Cuidado

Los sabuesos Spitz japoneses en general serán de bajo mantenimiento y requerirán una consideración realmente esencial. Sus dientes deben cepillarse rutinariamente como lo sugiere un veterinario. Deben revisarse las orejas y los cojines de las patas en busca de indicios de enfermedades, parásitos o restos flotantes y restos y mantenerse limpios. Esté al tanto de las visitas normales al veterinario para mantener un gran bienestar para su Spitz japonés.

Alimentación

La dieta del sabueso Spitz japonés debe detallarse para una raza de tamaño pequeño a moderado con vitalidad y necesidades de ejercicio normales. Debe aconsejar a su veterinario o nutricionista experto para que le exhorte sobre qué mantener a su Spitz japonés individual y los tamaños de porción correctos.

Sus necesidades dietéticas cambiarán a medida que se desarrollen desde la maternidad hasta la edad adulta y la tercera edad. Permanezca sobre estas necesidades nutritivas.

Color de pelaje y aseo

Los sabuesos japoneses de Spitz tienen batas blancas sin adulterar. A pesar de que parecen tener altas necesidades de preparación, no lo hacen. Sus chaquetas tienen una superficie que generalmente repele la tierra, los restos flotantes y los chorros de agua. A fin de cuentas, sus chaquetas son gruesas y deben cepillarse para evitar racimos y enredos.

Los perros de Spitz japoneses deben cepillarse en cualquier caso dos veces por semana con un cepillo que se extienda hasta la capa inferior. Esto eliminará una parte del cabello muerto y disminuirá la necesidad de ordenar también después del desprendimiento. En general, sus chaquetas estarán secas en contraste con diferentes razas, razón por la cual deben lavarse según sea necesario.

El lavado  puede evacuar una porción del aceite normal y la humedad del cabello, lo que puede causar irritación. En general, las necesidades de preparación del Spitz japonés son muy bajas en comparación con numerosas razas diferentes.

Jóvenes y otras mascotas

Con una naturaleza alegre y delicada, los sabuesos Spitz japoneses son increíbles con los niños. Su pequeño tamaño también implica que probablemente no van a golpear accidentalmente a los niños o jugar excesivamente desagradable. Un Spitz japonés será un compañero de adoración y defensa para la mayoría de los jóvenes.

A fin de cuentas, sigue siendo esencial controlar el juego y educar a los adolescentes sobre el método más competente para tratar y tratar adecuadamente a las mascotas. Cualquier perro puede pellizcar cuando está aprensivo o incómodo. Los sabuesos Spitz japoneses, en general, también lo harán bien con diferentes mascotas en la casa. Normalmente no son contundentes.

No obstante, sigue siendo esencial estar al tanto de la socialización que se prepara con cualquier perro para asegurarse de que se mantengan agradables a la vista de nuevas mascotas y criaturas con las que puedan interactuar.

Optimized with PageSpeed Ninja